jueves, 15 de junio de 2017

Tarta Normanda de manzana # Mes de la tarta de manzana

Foto: Pilar Larralde Armas

Continuando con el mes de las tartas de manzana. Esta tarta la hice como postre de una cena ésta semana, quería hacer algo liviano pero igualmente rico y así se me ocurrió preparar esta tarta.


Foto: Pilar Larralde Armas

Se trata de una tarta con orígen francés, más precisamente de la región de Normandía, y a muchos les sonará conocida al verla porque la encontramos mucho en las confiterías y cafeterías de aquí en Argentina.
Como dije anteriormente, es una tarta muy liviana y para nada dulce en exceso. Consiste en una base de masa crujiente, una suave compota de manzanas y encima decorada con gajos de manzana, haciendo una linda presentación.
Es muy rica, ideal para la hora del té o como postre también. Y como siempre digo cuando hablo de tartas, y de manzanas en particular, servida tibia con helado de vainilla o crema americana, o con crema chantilly, es la gloria!

Foto: Pilar Larralde Armas

Tarta Normanda de manzana
(Fuente:  muy levemente adaptada a partír de una receta de Dorie Greenspan. Baking: from my home to yours)

Para la masa:
200 grs. de harina 0000
70 grs. de azúcar impalpable (glas/lustre)
1/4 cucharadita de sal
110 grs. de manteca (mantequilla), fría y cortada en cubos
1 yema

-Poner los ingredientes secos y la manteca (mantequilla) en la procesadora y pulsar unas pocas veces, hasta formar un arenado. Agregar la yema y procesar hasta unír.
-Pasar la masa a una mesa enharinada y estirar con un palote. Cubrír con la masa una tartera de 23 cm. de diámetro previamente enmantecada, y llevar al freezer por 30 minutos.
-10 minutos antes de cocinar la masa, encender el horno a 180°c.
-Cortar una hoja de papel aluminio, pincelarla con manteca (mantequilla) derretida o rociarla con spary, y ponerla sobre la tartera del lado enmantecado, de modo que ese lado toque la masa. Poner la tartera sobre una bandeja para horno y cocinar por 25 minutos. Retirar el papel aluminio, y si la masa se hinchó aplastarla levemente con el reverso de una cuchara. Dejar enfriar.

Para la compota de manzana:
1 kgr. de manzanas rojas
50 c.c. (aproximadamente) de agua
1 cucharada de azúcar orgánico
1-4 cucharadas de azúcar (opcional)
1/2 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

-Pelar las manzanas y quitarles el centro, cortarlas en cubos y ponerlas en una olla junto con el agua y el azúcar orgánico. Cocinar tapada a fuego medio de 15 a 20 minutos hasta que las mismas estén tiernas (probarlas, y si te gusta la compota más dulce, agregarle más azúcar a gusto). Apagar el fuego y procesarla o licuarla. Si la compota está muy líquida, cocinarla unos minutos más. Dejarla enfriar antes de utilizar y en ese momento agregar el extracto de vainilla.

-Cubrir la tarta con la compota de manzana. Reservar.

Para la cubierta:
1 manzana verde
1 huevo grande mezclado con 1/2 cucharadita de agua
azúcar para espolvorear, cantidad necesaria

-Pelar la manzana y quitarle el centro. Cortarla en cuartos y luego cada cuarto en 7 gajos. Decorar la tarta con los gajos de manzana, pincelarlos con el huevo mezclado con el agua y espolvorear con azúcar.
-Hornear por alrededor de 50 minutos, hasta que las manzanas estén doradas.
-Retirar la tarta del horno y dejar entibiar antes de consumír.

domingo, 4 de junio de 2017

Dutch Apple Pie (Tarta holandesa de manzana) # Mes de la tarta de manzana

Foto: Pilar Larralde Armas

Retomando el proyecto que tenía pensado para el mes de mayo, pero que lo voy a hacer durante este junio: el de publicar sólo recetas de tartas de manzanas, uno de mis postres preferidos!
Voy a tratar de publicar recetas de distintos países, recetas, típicas. Veremos cómo sale...


Foto: Pilar Larralde Armas

Hoy les traigo una típica tarta de manzana con orígen holandés. Aunque no es estrictamente holandesa, porque tiene su orígen entre los inmigrantes holandeses en Estados Unidos. Se trata de una base de masa, compota de manzana y encima un crujiente, crumble o streusel compuesto por manteca (mantequilla) azúcar, nueces, avena (esta versión es más ¨saludable¨, por eso lleva avena, pero sino puede utilizarse harina). Una delicia total.
Y como siempre digo con las tartas de este tipo, servida tibia con helado de vainilla o crema chantilly....ni se imaginan!


Foto: Pilar Larralde Armas

Foto: Pilar Larralde Armas

Dutch Apple Pie (Tarta holandesa de manzana)
(Fuente: levemente adaptado a partír de una receta de King Arthur Flour.Whole Grain Baking)

Para la masa
112 grs. de harina integral
1 cucharada de azúcar impalpable (glas/lustre)
1/4 cucharadita de polvo de hornear
1/4 cucharadita de sal
80 grs. de manteca (mantequilla) fría, cortada en cubos
30 c.c. de jugo de naranja
30/60 c.c. de agua helada

-Poner los ingredientes secos en la procesadora junto con la manteca (mantequilla) fría, y procesar sólo unos segundos hasta formar un arenado. Agregar el jugo de naranja y pulsa unas pocas veces hasta que se pueda formar la masa al agregarla con las manos (ir agregando cucharaditas de agua helada si hiciese falta líquido).
-Envolver la masa en papel film, estirarla levemente con las manos formando un círculo, y llevarla a la heladera. Lo ideal es toda la noche, pero sino tenés tiempo la podés guardar por 1 hora.
-Una vez que pasó el tiempo de refrigerado retirar la masa de la heladera, esperar 15 minutos a que se temple y luego estirarla sobre una mesa enharinada, en forma de círculo. Forrar una tartera de 23 cm. de diámetro con la masa y llevarla a heladera hasta el momento de armar la tarta y cocinarla.

Para el relleno:
4 manzanas verdes grandes
70 grs. de azúcar impalpable (glas/lustre)
25 grs. de azúcar orgánico
1 cucharadita de canela
1/4 cucharadita de nuez moscada
1/4 cucharadita de especias para repostería
1/4 cucharadita de sal
1 cucharada de extracto de vainilla
1 cucharada de jugo de limón
30 grs. de manteca (mantequilla) derretida
20 grs. de maizena (la receta original pedía harina, pero yo preferí maizena)

-Pelar las manzanas, quitarles el centro y cortarlas en cubos: ponerlas en una olla y cocinar a fuego medio por 5 minutos, hasta que empiecen a tiernisarse. Pasar la preparación a un bowl, agregar los demás ingredientes y mezclar bien hasta unír. Reservar.

Para la cobertura:
50 grs. de harina integral
40 grs. de avena
50 grs. de nueces, picadas groseramente
100 grs, de azúcar orgánico
3/4 cucharadita de polvo de hornear
1/2 cucharadita de canela
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
60 grs. de manteca (mantequilla) fría

-Poner en una procesadora la harina integral, el azúcar orgánico, el polvo de hornear, la canela, la sal y la manteca (mantequilla) cortada en cubos: procesar sólo hasta formar un arenado. 
-Pasar la preparación anterior a un bowl, y agregar la avena, las nueces picadas y el extracto de vainilla, y mezclar. Reservar.

Armado y cocción:

-Encender el horno a 180°c.
-Retirar el molde de tarta de la heladera (forrado con la masa), esparcír el relleno de manzana y cubrir con la cobertura (valga la redundancia).
-Cubrír la tarta con papel aluminio y hornear alrededor de 1 hora, hasta que la superficie esté dorada y las manzanas burbujeen.. Retirar entonces la tarta del horno y dejarla enfriar por 1 hora antes de servír.
Tibia con un poco de helado de vainilla es lo más!

sábado, 27 de mayo de 2017

Budín integral de chocolate

Foto: Pilar Larralde Armas

Los que recuerden mi entrada anterior sabrán que durante este mes de mayo tenía pensado publicar un auto-reto que me impuse, el de compartír sólo recetas de tartas de manzanas de distinto tipo. Pero vasta con que me propongo una cosa que pasa algo, y es que este mes no estuve cocinando mucho, o si, pero repitiendo recetas como es el caso del budín húmedo de naranja y chocolate blanco que llevé hace unos días a la facultad (les dije que estoy estudiando Bibliotecología??), por lo que no cociné nada nuevo, por ende, ninguna de las tartas de manzana que quería compartirles, asique lo voy a dejar para el mes que viene (que no falta mucho, tampoco).
Ésta receta la tenía en una lista de pendientes del blog, ya que publicaba otras recetas, y bueno, le llegó el momento. Se trata de un budín clásico de chocolate (en realidad no lleva chocolate sino cacao amargo) ideal para la hora de la merienda,  y que tiene la particularidad que lleva harina integral. Y todos sabemos que cualquier preparación que lleve harina integral pasa automáticamente a ser saludable (¿?), aunque lleve mucha manteca (mantequilla). jajaj. 
En fin, es un budín bien chocolatoso, húmedo y muuuy rico. Gustará mucho tanto a chicos y a adultos, se los aseguro!
Disfruten!

Foto: Pilar Larralde Armas

Budín integral de chocolate
(Fuente: King Arthur Flour.Whole Grain Baking)

Para el budín:
170 c.c. de leche
1/2 cucharada de vinagre o jugo de limón
2 cucharaditas de café
60 c.c. de agua caliente
85 grs. de cacao amargo
170 grs. de harina integral
90 grs. de harina 000
1/2 cucharadita de polvo de hornear (royal)
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de sal
170 grs. de chips de chocolate (opcional)
140 grs. de nueces picadas groseramente (opcional)
225 grs. de manteca (mantequilla) pomada
400 grs. de azúcar
2 cucharaditas de extracto de vainilla
5 huevos

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar y enharinar un molde para torta de 23 cm. de diámetro.
-Entibiar la leche, apagar el fuego y mezclar con el vinagre o jugo de limón: reservar por 10 minutos (esta preparación se llama buttermilk).
-Mezclar en una tazita el café junto con el agua caliente y reservar.
-En un bowl mediano, mezclar los ingredientes secos y agregar los chips de chocolate y las nueces picadas groseramente (si las usan). Mezclar y reservar.
-Batír la manteca (mantequilla) junto con el azúcar hasta formar una crema, alrededor de 3 minutos. Agregar el extracto de vainilla y los huevos de a uno por vez, batiendo bien entre cada adición. 
-Disolver el café en la buttermilk, y agregar a la preparación anterior alternando con los ingredientes secos, mezclando bien entre cada adición.
-Llenar el molde con la preparación y hornear alrededor de 55 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del budin éste sale limpio. Retirar entonces del horno, esperar 10 minutos y desmoldar.

domingo, 7 de mayo de 2017

Tarte Tatin

Foto: Pilar Larralde Armas

Buenas noches a todos! Qué día que hemos tenido, una lluvia horrible! Pero bueno, por suerte ya pasó.
La receta de hoy es un poco especial, porque va a formar parte de un mini-proyecto o reto que me autoimpuse, el de publicar durante el mes de mayo sólo recetas de tartas y pies de manzana. Estamos en pleno otoño y las manzanas están de estación, asique qué mejor que aprovecharlas y preparar una variedad de tartas??? En La Fiesta del Té ya tengo publicadas recetas de tartas con esta fruta, pero desde hace un tiempo que tengo ganas de probar otros tipos de tartas, no sólo la clásica apple pie estadounidense, asique aprovechando que esta fruta está en su punto justo, porqué no? Todavía no tengo decidido qué tartas voy a hacer, sólo tengo una idea de una más o menos larga lista que hice, pero espero publicar clásicos de otros países, como en el caso de hoy, que publico la tradicional Tarte Tatín, aunque desde ya les aviso que aunque este mes va a estar dedicado a las tartas de manzanas eso no quiere decír que no siga publicando recetas de tartas en los meses siguientes, porque lo siento, pero me encantan las tartas de manzanas!!! jejej

Foto: Pilar Larralde Armas

Como su nombre lo indica, se trata de una tarta de orígen francés, más precisamente en el hotel ¨Tatin¨ de la región de Lamotte-Beuvron, en el año 1899. El hotel era administrado por las hermanas Tatin, Stephanie y Caroline, y la historia cuenta que ésta tarta -la tarte tatin- fue creada por accidente, cuando Stephanie cocinó unas manzanas por demás tiempo del debido y se caramelizaron, entonces para no desperdiciarlas decidió ponerle una masa encima y cocinarla en el horno un poco más, y después la dieron vuelta sobre un plato, creando la tarta tatin o tarta invertida de manzana (ah no confundirse con la tradicional torta invertida, ya que lleva masa de torta/budín y la tatin lleva masa de tarta).
La tarta es bastante sencilla de elaborar pero requiere de ciertos pasos. Primero se caramelizan las manzanas -aunque la tradicional es con esta fruta, se puede elaborar con otras como membrillos o peras, por ejemplo- en un molde que se apto para llevar al horno después: la fruta se corta en cuartos y debe estar bien apretada porque durante la cocción se va a reducír su tamaño. Luego se cubre con una capa de masa (lo tradicional es hacerlo con hojaldre, pero claramente se puede hacer con otro tipo de masa como la brissé) y se lleva al horno hasta que la misma se dora. Servirla tibia con una bocha de helado o crema chantilly es una delicia total!!

Foto: Pilar Larralde Armas

Tarte Tatín
(Fuente: Dorie Greenspan. Baking: from my home to yours)

1 base de hojaldre (o de la masa de tarta que más te guste, procurando que sea del tipo quebrada y que no lleve polvo de hornear, en lo posible)
120 grs. de manteca (mantequilla)
150 grs. de azúcar
8 manzanas verdes (sin el carozo, peladas y cortadas en cuartos)

-Encender el horno a 180°c.
-Hacer un caramelo claro con la manteca (mantequilla) y el azúcar, diréctamente sobre un molde de 23 cm. de diámetro no desmontable, sobre fuego medio.
-Apartar del fuego e ir colocando los cuartos de manzana bien apretados entre si, porque cuando se cocinen se van a achicar. Llevar diréctamente al fuego y cocinar unos minutos más a fuego medio hasta que las manzanas se caramelizen. Entonces apagar el fuego, y cubrir con la base de hojaldre, cubriendo bien los bordes del molde. 
-Llevar al horno y cocinar hasta que el hojaldre se dore, alrededor de 30 minutos. Sacar del horno, esperar 5 minutos y desmoldar sobre una fuente/bandeja. Si quedan algunas manzanas pegadas al molde, retirarlas y acomodarlas sobre la tarta.
-Es ideal comerla tibia con una bocha de helado o de crema chantilly.

domingo, 30 de abril de 2017

Galletas de crema

Foto: Pilar Larralde Armas

Y seguimos con las recetas de galletitas.
Estas galletitas son un clásico perfecto para la tarde, junto con una taza de un delicioso té. Con sabores simples pero no por eso menos ricos, son super fáciles de hacer. No se las pierdan!


Foto: Pilar Larralde Armas

Galletas de crema
(Fuente: Betty Crocker´s Cooky Book)

112 grs. de manteca (mantequilla) pomada
200 grs. de azúcar
1 huevo
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
350 grs. de harina 0000
1 cucharadita de polvo de hornear (royal)
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de nuez moscada
112 grs. de crema de leche
1/2 cucharada de jugo de limón

azúcar para espolvorear, cantidad necesaria

-Mezclar en un pequeño bowl la crema con el jugo de limón y dejar reposar por 1 hora aproximadamente.
-Cubrir con papel manteca varias bandejas para horno. Reservar.
-Batir la manteca (mantequilla) pomada con el azúcar unos minutos hasta formar una crema. Agregar el huevo y la vainilla y batir. 
-Con la batidora apagada, agregar en tandas los ingredientes secos tamizados, alternando con la crema y mezclando con una espátula.
-Envolver la masa en papel film y llevar a la heladera por 30 minutos.
-Retirar la masa de la heladera y dividirla en dos partes. Tomar una porción y estirarla sobre una mesa ligeramente enharinada a 1/2 cm. de espesor. Cortar las galletas con un cortante redondo de tamaño a elección e ir colocándolas sobre las bandejas, separadas entre sí porque van a crecer en el horno. Espolvorearlas con azúcar.
-Llevar las bandejas al freezer por 20 minutos.
-Encender el horno a 200 °c (caliente).
-Cocinar las galletas entre 8-10 minutos, o hasta que estén ligeramente doradas.

domingo, 23 de abril de 2017

Cookies de red velvet con chips de chocolate blanco

Foto: Pilar Larralde Armas

La versión galletita de la famosa red velvet cake (su traducción en español sería ¨torta de terciopelo rojo¨), una torta de chocolate que lleva una particulatridad, y es que entre sus ingredientes lleva bicarbonato de sodio y vinagre, lo que hace que combinándolos con cacao amargo se produzca una reacción química que cambia a color rojo la preparación. La más tradicional de estas preparaciones con la frase red velvet es la torta, pero hay versión cupcakesheladopepas.... hasta la versión ¨crinkle¨ de las famosas crinkles de chocolate...


Foto: Pilar Larralde Armas

Estas galletitas son la versión ¨red velvet¨ de las tradicionales gallletitas con chips de chocolate, en este caso con chocolate blanco para contrastar el negro/rojo de las mismas.
Chocolatosas y de-li-cio-sas, ideales para comerlas acompañadas con un vaso de leche!

Cookies de red velvet con chips de chocolate blanco
(Fuente: el blog Cooking Classy)

rinde 43 galletitas aproximadamente, dependiendo del tamaño

112 grs. de manteca (mantequilla) pomada
200 grs. de azúcar
1 cucharadita de vinagre blanco
1 huevo
1 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
1 1/2 cucharadita de colorante rojo
200 grs. de harina 0000
2 1/2 cucharadas de cacao amargo
1 cucharadita de fécula de maíz (Maizena)
3/4 cucharadita de polvo de hornear (Royal)
1 pizca de sal
175 grs. de chips de chocolate blanco

-Cubrir con papel manteca dos bandejas para horno.
-Batír la manteca (mantequilla) junto con el el azúcar y el vinagre hasta formar una crema, entre 3 a 5 minutos. Agregar el huevo y batír. Luego agregar el extracto de vainilla y el colorante rojo y batir. Luego agregar los ingredientes secos tamizados en tandas, batiendo a baja temperatura hasta integrar. Por último, incorporar la mitad de los chips de chocolate blanco y mezclar con una espátula.
-Tomar cucharadas de masa (yo lo hice con una cucharada para helado chica) e ir colocándolas sobre las bandejas -separadas entre sí-, Llevar las bandejas al freezer por 10 minutos. Luego aplastar lascookies levemente con la base de un vaso (ligeramente enharinado) y esparcir encima el resto de los chips, apretándolos levemente. Llevar nuevamente las bandejas al freezer por 10 minutos.
-Encender el horno a 180°c.
-Llevar diréctamente la bandeja del freezer al horno, y cocinar entre 9-11 minutos, hasta que la base esté dorada. Retirar entonces del horno y dejar enfriar (tengan en cuenta que una vez frías van a perder humedad, por lo tanto adquirirán mayor consistencia).

miércoles, 19 de abril de 2017

Muffins multigranos con pasas de uva

Foto: Pilar Larralde Armas

Estos muffins son ideales para un desayuno especial, y salír de las tipicas tostadas. Contienen harina integral, de maíz, avena, pasas de uva...que te llenan de energía. Con un café y jugo de naranja...el desayuno perfecto!


Muffins multigranos con pasas de uva
(Fuente: Dorie Greenspan. Baking: From my home to yours)

rinde 12 muffins

130 grs. de harina 0000
43 grs. de harina integral
43 grs. de polenta (harina de maíz)
43 grs. de avena
60 grs. de azúcar
2 cucharaditas de polvo de hornear
1 pizca de sal
120 grs. de pasas de uva (pueden ser rubias, negras o una mezcla de ambas)
50 grs. de miel
225 ml. de leche
2 huevos grandes
130 grs. de manteca (mantequilla) derretida y templada (no tiene que estar caliente)

-Encender el horno a 180°c. Llenar con pirotines una muffinera (la receta rinde para 10 muffins), ponerla sobre una bandeja para horno y reservar.
-Poner todos los ingredientes secos en un bowl y mezclarlos con las pasas de uva. Reservar.
-En un pequeño bowl, poner todos los ingredientes líquidos (incluidos la miel y la manteca -mantequilla- derretida) y batirlos con un pequeño batidor de alambre o un tenedor hasta unir.
-Hacer un hueco en los ingredientes secos y agregar allí los ingredientes secos, mezclando hasta unir.
-Llenar los pirotines hasta tres cuartas partes con la preparación y hornear alrededor de 20 minutos, hasta que al insertar un palillo en el centro de los mismos éstos salen limpios. Retirar del horno, esperar 5 minutos, y retirar los muffins de la muffinera poniéndolos sobre una rejilla hasta que se enfríen.

domingo, 9 de abril de 2017

Budín integral de miel y manzana

Foto: Pilar Larralde Armas

Buen domingo a todos! Espero que lo pasen muy bien.
La receta de hoy es un budín ideal para hacerlo en un fin de semana, para la merienda. Una torta de miel suuuuper húmeda, sin azúcar (se endulza sólo con miel), además de que lleva harina integral, lo que la hace más sana. La receta no llevaba manzanas, pero yo tenía una que me sobraba y decidí agregarla a la torta, y la verdad que fué todo un acierto, porque es una combinación que va de maravillas. Pruébenla!


Foto: Pilar Larralde Armas


Budín integral de miel y manzana
(Fuente: muy levemente adaptado a partír de una receta de: King Arthur Flour.Whole Grain Baking)

225 grs. de manteca (mantequilla) blanda
500 grs. de miel
6 huevos
200 grs. de harina integral
150 grs. de harina 0000
1 pizca de sal
3/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 manzana
un chorrito de jugo de limón

azúcar impalpable/glas/lustre, cantidad necesaria

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar y enharinar un molde para torta de 23 cm. de diámetro. Reservar.
-Pelar y quitar el carozo de la manzana. Cortarla en cubos y mezclarla en un bowl con el jugo de limón. Reservar.
-Batír la manteca (mantequilla) junto con la miel. Agregar los huevos y continuar batiendo. Incorporar los ingredientes secos y mezclar. Por último, agregar los cubos de manzana y mezclar hasta integrar bien.
-Pasar la preparación al molde y hornear entre 40-55 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del budín éste sale limpio. Retirar del horno, esperar 10 minutos y desmoldar sobre una rejilla. Enfriar por completo y espolvorear con azúcar impalpable.

sábado, 1 de abril de 2017

Budín húmedo de naranja y chocolate blanco

Foto:Pilar Larralde Armas

Cuando hago tortas o budines, me gusta experimentar con distintos ingredientes, probar recetas nuevas... pero está bueno volver a lo básico, que no quiere decír que sea menos rico.... sino aquellas preparaciones de siempre, como un budín de naranja.
La receta la saqué del mismo libro que ésta receta y es una delicia total. Además de trocitos de chocolate blanco que va de maravillas en este budín, una vez que lo sacamos del horno lo bañamos con un almíbar de naranja, lo que hace que quede super húmedo.
Es una de-li-cia, no me canso de decirlo. En casa ¨voló¨. Para comer junto con un té, café, mate, chocolate caliente.... cualquier bebida le sienta muy bien a este budín. No se lo pierdan!

Foto: Pilar Larralde Armas

Budín húmedo de naranja y chocolate blanco
(Fuente: Ruby Tandoh. Crumb. The Baking Book)

Para el budín:
150 grs. de manteca (mantequilla) pomada
150 grs. de azúcar
2 huevos
225 grs. de harina 0000
1 1/2 cucharadita de polvo de hornear
1/4 cucharadita de sal
ralladura de 2 naranjas
ralladura de 1/2 limón
150 grs. de chocolate blanco
75 c.c. de leche

50-100 grs. de chocolate blanco derretido -que lo tendremos en una pequeña manga-, para decorar

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar y enharinar una budinera, y reservar.
-En un bowl grande mezclar el azúcar con la ralladura de los cítricos y reservar.
-En un bowl más pequeño, mezclar los ingredientes secos tamizados y el chocolate blanco, que lo habremos cortados en trozos no muy pequeños (porque este tipo de chocolate tiende a derretirse muy rápido). Reservar.
-Agregar a la mezcla de azúcar y ralladura la manteca (matequilla) y batír unos minutos hasta gormar una crema. Agregar los huevos de a uno por vez, sin dejar de batír entre cada adición. Incorporar los ingredientes secos tamizados con el chocolate blanco y mezclar. Por último, agregar la leche y mezclar.
-Pasar la preparación a la budinera y hornear entre 50-60 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro éste sale limpio. Entonces retirar el budín del horno, pinchar toda la superficie del mismo con un palillo y bañar con el almíbar* que debe estar frío en este punto. Dejar enfriar el budín en su molde y luego desmoldar. Decorar con chocolate blanco.

-Mientras el budín está en horno, es el momento para hacer el almíbar así se enfría cuando tengamos que utilizarlo.
-El budín debe estar caliente y el almíbar frío, o viceversa.

Para el almíbar:
50 grs. de azúcar
jugo de 1 naranja
jugo de 1/2 limón

-Poner en una cacerolita todos los ingredientes y llevar a fuego medio sólo hasta que el azúcar se halla disuelto. Apagar el fuego y reservar.

lunes, 27 de marzo de 2017

Budín de dátiles y malta para la hora del té

Foto: Pilar Larralde Armas

No soy muy fan de los programas-concursos de cocina¨ a decír verdad, donde en su mayoría humillan a los participantes, siempre está  el ¨juez malo¨, no les dan tiempos de cocinar... hacen un circo que a mi no me gusta. Pero hay un programa de este tipo que sí me gusta, y mucho, y se llama ¨The Great British Bake Off¨. Para el que no lo conoce, es un programa inglés del tipo de concursos en el que cada semana una serie de participantes (pasteleros amateurs de toda Gran Bretaña) cocina dos o tres recetas de pastelería y van ¨eliminando¨ a un participante hasta llegar a la final y elegir al ganador. Lo que diferencia a este programa de otros del mismo tipo es su carácter amable, los jueces no humillan ni tratan mal a los participantes, al contrario, son muy amables, siempre dan críticas constructivas, les dan tiempo para cocinar (más de dos horas), no hay egos ni malos tratos. Ya van como seis temporadas y me animaría a decír que se ha convetido en todo un patrimonio inglés.  El programa lleva publicados un montooón de libros de pastelería (en el blog tengo varias recetas que saqué de sus libros, ya que tengo algunos), además de que muchos de los concursantes -no sólo los ganadores- han también han publicado varios libros de cocina, escriben en diarios...son personas realmente talentosas, es un placer verlos. Aquí en Argentina hace unas semanas terminaron de emitir una temporada en el canal de cable Discovery Home & Health, es la segunda temporada que transmiten y aunque no lo hacen ordenadamente, ojalá sigan transmitiendo las demás temporadas porque son un disfrute de ver.
¿Y porqué les cuento todo esto? Porque la receta que hoy publico la saqué del primer libro de Ruby Tandoh, finalista de la tercera temporada del programa y una de mis participantes favoritas. El libro está lleno de recetas que quiero probar, y ésta era una de las que más me llamó la atención. ¿Extracto de malta en un budín?? yo estoy acostumbrada a utilizar ese ingrediente en pan dulces por ejemplo, y en poca cantidad, pero esta receta lleva bastante (150 grs,) y quise probarlo. 


Foto: Pilar Larralde Armas
Foto: Pilar Larralde Armas









El budín de malta es un tipo de budín inglés (ah no confundirse con el clásico budín inglés navideño) para la hora del té, data de fines del 1800 y lleva muy poca o nada de manteca (mantequilla), además de té y algún tipo de fruta seca/deshidratada, en este caso dátiles, dando un sabor acaramelado delicioso. Es ideal para las personas que no les gustan mucho las preparaciones que llevan manteca (mantequilla) y les resultan ¨pesadas¨ (a mí me encantan! jejeje), aunque es tradicional comer una rebanada untada con mantequilla, eso es opcional.
Ojalá lo prueben, porque les aseguro que es muuuy rico!


Foto: Pilar Larralde Armas

Foto: Pilar Larralde Armas

Budín de dátiles y malta para la hora del té
(Fuente: Ruby Tandoh. Crumb. The Baking Book)

60 grs. de manteca (mantequilla)
120 ml. de té bien fuerte
150 grs. de extracto de malta
120 grs. de azúcar orgánica
2 huevos grandes, ligeramente batidos
260grs. de harina 0000
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/4 cucharadita de sal
150 grs. de dátiles, cortados groseramente

-Encender el horno a 160°c. Enmantecar y enharinar una budinera y reservar.
-Poner la manteca (mantequilla), el té y el extracto de malta en una ollita pequeña a baja temperatura, hasta que la manteca (mantequilla) se halla disuelto. Entonces apagar el fuego y esperar a que la mezcla se entibie. Agregar el azúcar y los huevos, y mezclar.
-Incorporar los ingredientes secos previamente tamizados y mezclar. Por último, agregar los dátiles y mezclar bien. La preparación va a tener un color dorado y con una textura bastante blanda.
-Poner la preparación en el molde y hornear alrededor de 1 1/4 hora, o hasta que al insertar un palillo en el medio éste sale limpio. Entonces retirar del horno y dejar enfriar antes de cortar.

Tradicionalmente se come una rodaja untada con un poco de manteca (mantequilla) acompañada de una taza de té.

domingo, 19 de marzo de 2017

Tarta Linzer, una delicia austríaca/húngara de frambuesas, almendras y canela

Foto: Pilar Larralde Armas

Una tarta perfecta para la hora del té. Rellena con mermelada de frambuesa, y con una masa crujiente a base de almendras y especias, es muy parecida en su aspecto a nuestra pastafrola por el enrejado de masa que tiene.

Foto: Pilar Larralde Armas

La tarta Linzer es una tarta que tiene su orígen en la ciudad austríaca de Linz, aunque es igualmente muy popular en otros países europeos como Hungría, Alemania y Suiza, donde es tradicional comerla durante la época navideña. Es una tarta antiquísima, tanto, que sus orígenes se remontan al año 1653 donde se encontró una receta de la misma en un códex.
La combinación de almendras con la canela más el dulce de frambuesa es perfecta, y acompañarla con una rica taza de té, ideal.


Foto: Pilar Larralde Armas

Tarta Linzer
(Fuente: Linda Collister. Great British Bake Off. Showstoppers)

rinde 6 porciones aproximadamente, en una tartera de 23 cm. de diámetro

Para la masa:
125 grs. de almendras
225 grs. de harina 0000
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de canela molida
ralladura de 1/2 limón
125 grs. de azúcar
125 grs. de manteca (mantequilla) fría, cortada en cubos
1 huevo grande
2 yemas

-Procesar las almendras hasta formar un polvo. Agregar  la harina, la sal, la canela, ralladura de limón y el azúcar, y pulsar unos segundos más hasta que los ingredientes estén mezclados. Agregar la manteca (mantequilla) y procesar sólo hasta formar un arenado. Mezclar en un pequeño bowl el huevos y las yemas hasta desligar, y agregarlo a la mezcla de la procesadora: pulsar unos segundos sólo hasta formar un bollo de masa: Retirar la masa de la procesadora y envolverla en papel film, para luego llevarla a la heladera por 1 hora, hasta que esté bien firme para poder estirar.
-Transcurrido el tiempo, retirar la masa de la heladera, estirarla con un palo de amasar sobre una mesa enharinada, y forrar una tartera de 23 cm. de diámetro con la masa: pincharla con un tenedor. Llevarla a la heladera hasta el momento de utilizar, junto con la masa sobrante que utilizaremos para cubrir la tarta.
-Mientras tanto, hacemos el relleno*.

Para el relleno (se puede hacer la mermelada uno mismo, o utilizar un frasco de una buena mermelada de frambuesa que no contenga mucha azúcar):
600 grs. de frambuesas
1 cucharadita de jugo de limón
6 cucharadas de azúcar

-Poner un plato en el freezer. Reservar.
-Poner las frambuesas, el jugo de limón y el azúcar en una olla de fondo grueso, Cocinar a fuego medio hasta que los jugos de la fruta empiezan a salír, luego subir el fuego a máximo y llevar rápidamente a hervor. Cocinar, mezclando constantemente, por aproximadamente 5 minutos. Retirar el plato del freezer, poner una cucharada de mermelada y pasar el dedo sobre la preparación: si se forma un zurco, es que la mermelada está lista: sino, cocinar unos 3 minutos más y hacer de nuevo la prueba del plato. 
-Una vez lista la mermelada, apagar el fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente.

azúcar impalpable/glas/lustre para decorar, cantidad necesaria

-Encender el horno a 190°c.
-Retirar la tartera forrada de la heladera y cubrir con la mermelada de frambuesa que ya debe estar fría.
-Estirar el resto de la masa, cortar tiras y hacer una especie de ¨rejilla¨ sobre la tarta.
-Hornear alrededor de 35 minutos, hasta que esté dorada. Entonces retirar del horno, esperar 10 minutos y desmoldar sobre una bandeja. Espolvorear con azúcar impalpable/glas/lustre.

-Se puede comer tanto fría como tibia, en el mismo día.

sábado, 11 de marzo de 2017

Galletitas de avena y banana con chips de chocolate

Foto: Pilar Larralde Armas

Después de sufrír varios días de un agobiante calor, por fín el otoño ya se está cercando con sus temperatura más frescas. No sé ustedes, pero a mi me encanta el frío, al contrario de otras personas me dan más ganas de hacer cosas, será que el verano me ¨aplasta¨. En fin... que ahora con los días más fresquitos está bueno prender el horno y hacer algo rico, como estas galletitas ideales para la hora de la merienda.


Foto: Pilar Larralde Armas

Una versión diferente a las clásicas galletitas de avena y pasas, éstas contienen además banana pisada y chips de chocolate, para variar un poco, además de que es una combinación que da un resultado delicioso, y son super fáciles de hacer!


Foto: Pilar Larralde Armas

Galletitas de avena y banana con chips de chocolate
(Fuente: Betty Crocker´s Cooky Book)

200 grs. de harina 0000
170 grs. de avena arrollada (la Quaker)
200 grs. de azúcar
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada
90 grs. de manteca (mantequilla) pomada
1 huevo
2 bananas medianas -que estén medio pasadas- pisadas
200 grs. de chips de chocolate (la receta original pedía la mitad, pero bueno.... jejeje)

-Batír los ingredientes secos junto con la manteca (mantequilla) hasta formar un arenado. Apagar la batidora y agregar los demás ingredientes; luego mezclar con una espátula hasta integrar todo. Llevar a la heladera hasta que la consistencia se torne más firme, alrededor de 1 hora.
-Encender el horno a 180°c.
-Cubrir con papel manteca tres bandejas para horno y reservar.
-Tomar cucharadas de masa e ir disponiéndolas separadas entre sí en las bandejas, porque después van a crecer en el horno. Con la superficie de un vaso o de una taza, aplastar levemente las cookies -pasar la superficie del vaso o taza por harina, para que no se pegue- y luego llevar las bandejas al freezer por 20 minutos aproximadamente, hasta que estén duras.
-Hornear entre 12-15 minutos, o hasta que la base de las mismas estén ligeramente doradas -recuerden que una vez frías, las cookies van a estar más crujientes debido a la pérdida de humedad-. Retirar entonces del horno, y esperar 10 minutos para pasarlas con cuidado a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

martes, 7 de marzo de 2017

Jalea de durazno (a partír de la cáscara del durazno)

Foto: Pilar Larralde Armas






Una receta ideal para aprovechar los restos de fruta cuando hacemos mermelada. 
La jalea es una conserva de fruta que se hace con el jugo de la misma, y es más ligera que la mermelada. Yo hice esta jalea para aprovechar toooda la cáscara que me quedó de la mermelada de durazno con miel y vainilla de mi última entrada. Esta receta consiste en hacer un jugo casero con agua y las cáscaras de la fruta, luego la colás, le agregás azúcar al líquido que quedó y la cocinás hasta formar la jalea. Yo la hice de durazno pero podés utilizar la receta como una ¨fórmula¨ y hace jalea de otra fruta, aunque si la hacés de cítricos va a necesitar un poco más de azúcar.
Una receta facilísima de hacer y perfecta para aprovechar todo!


Foto: Pilar Larralde Armas

Jalea de durazno (a partír de la cáscara del durazno)
(Fuente: inspirada en una receta de Pam Corbin.Preserves. River Cottage HandBook N°2)

500 grs. de cáscara de duraznos
azúcar, cantidad necesária
jugo de 1 naranja
semillas de 1 limón

DÍA 1
-Poner las cáscaras de durazno en una olla junto con el jugo de la naranja, y agregar suficiente agua para cubrir las mismas (aproximadamente 1 litro y medio). Llevar a fuego medio y cocinar suavemente por 45-60 minutos -esto ablanda la fruta y suelta su jugo y sabor-. Pasar la fruta a un colador sobre un recipiente y dejar toda la noche tapado hasta que drene todo el líquido.

DÍA 2
-Poner un plato en el freezer.
-Pesar el líquido drenado y pesar 350 grs. de azúcar por cada 600 ml. de jugo. Poner ambos ingredientes -líquido y azúcar- en una olla de fondo grueso, junto con las semillas de limón dentro de un pequeño paquete hecho con gasa y atado con un hilo. Llevar a fuego alto hasta que empieze a hervir y luego agregar el azúcar, mezclar hasta disolverla y esperar a que hierva nuevamente, sin mezclar hasta que llegue a su punto, alrededor de 10 minutos (para probar el punto de jalea, simplemente tomar una pequeña cucharada de la misma y ponerla en el plato que dejamos en el freezer: si al pasar el dedo hacemos un surco que no se cierra, significa que la jalea ya está lista, sino la seguimos cocinando unos pocos minutos más y volvemos a hacer la prueba del plato).
-Apagar el fuego y mezclar, siempre yendo en la misma dirección, hasta que todas las burbujas que se formaron en la superficie hallan desaparecido. Envasar en frascos previamente esterilizados y luego pasteurizarlos.

Nota: Se conserva durante 1 año en un lugar seco y oscuro. Una vez abierto, 15 días en la heladera.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...