sábado, 11 de diciembre de 2010

Flan casero

Foto: Pilar Larralde Armas


Creo que no hay mucho para decír sobre el flan. Un postre clásico que se hace desde siempre en las casas. Es un postre muy fácil de hacer, sólo mezclar los huevos con la leche y llevar al horno, la única salvedad es no apurarse y dejarlo enfriar antes de desmoldarlo si no queremos correr el riesgo de que se nos rompa. Lo bueno de esta receta, al ser una básica de flan, es que una vez que la domines podés animarte a saborizarla con lo que más te guste, chocolate, dulce de leche, coco, naranja...y también lo podés acompañar con una salsa dulce....lo que se te ocurra!!!

Flan casero
Para el caramelo:
150 grs. de azúcar
agua, c/n

-Colocar en una cacerolita el azúcar y el agua lo suficiente para que apenas la cubra. Dejar que se forme el caramelo. Cubrír un molde para flan. Reservar.

Para el flan:
1 litro de leche
75 grs. de azúcar
una cucharada de escencia de vainilla
10 huevos

-Precalentar el horno a 180 ºc. Colocar una bandeja con agua.
-Colocar en una olla la leche, parte del azúcar y la escencia de vainilla. Dejar hervír.
-Aparte, colocar los huevos y el azúcar restante en un bol. Mezclar con un batidor de alambre para romper el ligue.
-Una vez que la leche hirvió, incorporársela a la mezcla de huevos sin dejar de revolver (para que el calor de la leche no cocine los huevos).
-Colocar la preparación en la flanera y llevarla al horno por espacio de una hora aproximadamente (hasta que al tocar el flan con los dedos sintamos que está firme).
-Dejar enfriar por completo a temperatura ambiente y desmoldar.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Julie Andrieu y ¨Mi sabana¨

Foto: Pilar Larralde Armas


Los que me conocen saben que soy una fanática del chocolate (bueno, creo que a todo el mundo le gusta, sólo he conocido a una persona en toda mi vida a la que no le gusta el chocolate, ¡todavía no puedo creerlo!). Cualquier receta que lo tiene entre sus ingredientes la agrego a mis favoritos para hacerla. Es que el chocolate es un alimento muy fácil de utilizar en muchas preparaciones y en todas la cartas de los restaurantes ¨tiene¨ que haber por lo menos un postre que lo incluya, porque por lo general es de los que más ¨salen¨. De hecho, cada tanto hay un postre que se pone de moda que lo tiene entre sus ingredientes, tal es el caso del ¨volcán de chocolate¨, que hoy en día ya es un clásico.
De modo que cuando un día entrando a una librería me topé con ¨Chocolate¨ de Julie Andrieu, tuve que comprarlo. Su autora es una cocinera francesa muy popular en su país que ha escrito innumerables libros (uno lo ha hecho en colaboración con Pierre Hermé, considerado el ¨Picasso¨ de la pastelería), y éste, Chocolate, es el único traducido al español (por lo menos del que yo tengo conocimiento). 
El libro está dividido en capítulos cada uno dedicado a un tipo de perapración. Así, hay capítulos enteros dedicados a las mousses, cakes, cookies, bebidas, tiramisús, tortas rellenas.... cada uno de ellos con infinidad de variantes. El libro está espectacular y he hecho muchas recetas de él, siempre con muy buenos resultados.






La receta que elegí para poster en esta ocasión la he hecho muchísimas veces. Cada vez que estoy aburrida un sábado por la tarde la hago y a todos les encanta. Es que budín de vainilla con chocolate rallado en su interior es absoultamente delicioso. De hecho, en otro momento he utilizado este budín como receta base y después le agregué a la preparación jugo de limón y lo decoré con glasé y quedo riquísimo también. De modo que cada uno puede ¨jugar¨ con la variante que cada uno le quiera poner.
El único cambio que le hice en esta ocasión fué agregarle más chocolate. La receta decía 60 grs., pero después de hacerlo varias veces me dí cuenta que quedaba mejor con un poco más, con 100 grs. Pero en el listado de ingredientes puse la receta tal cual está en el libro y entre paréntesis los cambios que le hice. ¡A disfrutar!

Mi sabana 
(¨Chocolate¨, Julie Andrieu)

220 grs. de harina oooo
1 cucharadita (de té) de polvo leudante
220 grs. de azúcar
100 grs. de manteca (mantequilla) pomada
3 huevos
100 c.c. de leche
60 grs. de chocolate con 70% de cacao, rallado o picado (yo le puse 100 grs.)
esencia de vainilla, c/n

-Precalentar el horno a 150ºc.
-En un recipiente mediano, batir la manteca/mantequilla y el azúcar con una batidora eléctrica hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa.
-Añadir las yemas de huevo, la harina tamizada con el polvo de hornear, la lecha y la esencia de vainilla. Mezclar.
-En otro recipiente mediano, montar las claras a punto de nieve con la batidora eléctrica hasta que queden muy consistentes. Añadir las claras la masa con una espátula de plástico flexible, levantando con cuidado la masa.
-Untar con manteca/mantequilla un molde para cake y verter la mitad de la masa. Añadir las virutas de chocolate y cubrir con el resto de la masa.
-Dejar cocer 1 hora. Sacar del horno, dejar que se temple sobre una rejilla y desmoldar. Servir tibio o frío.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Cheesecake de frutilla




El cheesecake (pastel de queso) es uno de los postres más antiguos en que entre sus ingredientes lleva lácteos, y su orígen data desde los Juegos Olímpicos Griegos, de cuando Marco Porcio Catón (político y escritor)  escribió la receta para su preperación en uno de sus tantos libros de cocina.
Hoy en día este postre se ha hecho muy popular en Estados Unidos, donde hay negocios que se lo tienen como especialidad, como The Cheesecake Factory, donde venden más de 30 variedad de cheesecakes, siendo el más conocido el ¨New York Cheesecake¨ (como dato anecdótico para mis lectores argentinos, en su carta tienen un ¨Dulce de Leche Caramel Cheesecake¨, sí sí, venden un cheesecake de dulce de leche en New York!!)
La receta que posteo a continuación es una muy básica, con su base hecha con galletitas molidas y de relleno un queso tipo Philadephia. De decoración le puse una mermelada de frutilla, pero combina muy bien con cualquier fruto rojo, como arándanos, frambuesas, moras......

Cheesecake de frutilla
Para la base:
170 grs. de galletitas de vainilla
100 grs. de manteca (mantequilla) pomada

 
-Procesar todos los ingredientes y cubrír un aro de 22 cm. de diámetro* (sobre la bandeja donde va a ir el cheesecake). Refrigerar por lo menos durante una hora.

*la receta decía un aro de ese tamaño, pero yo utilizé uno de 25 cm. de diámetro y quedó muy bien de todas formas. Si no tienen un aro, pueden utilizar la ¨cintura¨ de un molde desmontable de torta.

Para el relleno:
600 grs. de queso cremoso (tipo Philadelphia)
250 c.c. de crema de leche
1 huevo
60 grs. de azúcar
agua, c/n
escencia de vainilla, c/n

-Mezclar el queso crema con la escencia de vainilla.
-Hacer un almíbar con el azúcar y el agua lo suficiente para que apenas la cubra. Incorporar en forma de hilo al huevo mientras lo mezclo.
-Incorporar la mezcla anterior al queso crema y agregar la crema batida a 3/4 puntos (no tienen que llegar a punto chantilly). Mezclar con cuidado para que no se corte.
-Colocar el relleno sobre la base.

Para la decoración:
500 grs. de mermelada de frutilla, o frutillas en almíbar

-Cubrír el cheesecake con la mermelada de frutilla, o frutillas en almíbar y refrigerar durante toda la noche (para que el relleno se asiente)
-Retirar el aro, cortar en porciones y servír.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Bizcochuelo de vainilla con dulce de leche y merengue


Foto: Cecilia Ariana Perdomo


A pedido de mi amiga Ana Laura, que andaba buscando una receta de torta de cumpleaños para hacer, posteo esta receta. El bizcochuelo es de lo más básico, calculando 30 grs. de azúcar y de harina  (yo utilizo leudante para evitar riesgos, y que leve bien la torta cuando la llevo al horno) por cada huevo. En esta ocasión rellené la torta con dulce de leche y la cubrí con un merengue italiano, pero ustedes le pueden poner lo que quieran, mermeladas, crema chantilly, mousses....

Bizcochuelo de vainilla con dulce de leche y merengue
Para el bizcochuelo:
8 huevos
240 grs. de azúcar
240 grs. de harina leudante (o harina 0000 más una cucharadita de polvo de hornear)
escencia de vainilla, cantidad necesaria

-Precalentar el horno a 180ºc y enmantecar y enharinar un molde redondo para torta de 25 cm. de diámetro. Reservar.
-Batír con batidora eléctrica a baño María los huevos junto con el azúcar (el recipiente que contiene los huevos no debe tocar el huevo del otro recipiente, y ésta no tiene que llegar a hervír, el fuego tiene que estar a mínimo) hasta llegar a punto letra (al levantar la batidora, se debe poder formar dibujos sostenidos sobre la crema).
-Agregar un chorrito de escencia de vainilla e incorporar la harina tamizada, en tres veces, con movimientos envolventes con la ayuda de un batidor de alambre, teniendo mucho cuidado de no bajar el batido.
-Colocar la mezcla en el molde y cocinar hasta que al introducir un palillo en el centro de la torta éste salga limpio.
-Retirar el bizcochuelo del horno y dejar enfriar por completo.

Para el relleno y el armado:
500 grs. de dulce de leche repostero, aproximadamente
almíbar perfumado con moscato, cantidad necesária

-Cortar el bizcochuelo en dos mitadas parejas y colocar la base en el mismo molde que utilizamos para hornearlo.
-Humedecer la capa con el almíbar y colocar el dulce de leche.
-Colocar la otra capa de bizcochuelo y humederlo también con almíbar.
-Guardar el molde con la torta cubierto con papel film en la heladera por una noche entera.

Este método de armar la torta en el mismo molde en el que la horneamos es para armarla pareja y que quede prolija.

Para el merengue italiano:
4 claras de huevo (tienen que estar a temperatura ambiente)
240 grs. de azúcar
agua, cantidad necesária

-Colocar 200 grs. de azúcar en una ollita y agregar agua lo suficiente para que apenas cubra el azúcar. Dejar hervír hasta llegar a 118ºc o hasta punto bolita (agarro una cucharadita de almíbar y lo introduzco en un vaso con agua, tomo con los dedos el almíbar y si puedo formar una bolita un poco dura, ya está hecho el almíbar).
-Cuando el almíbar esté casi a punto, comenzar a batír las claras a nieve con una pizca de sal, e incoporar el azúcar restante. Continuar batiendo.
-Incorporar el almíbar en forma de hilo y batír continuamente hasta que el recipiente esté completamente frío.

Para la decoración:
-Retirar la torta de la heladera, desmoldarla sobre una fuente y decorarla con el merengue.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Tarta de coco y dulce de leche


En Argentina la combinación del coco con el dulce de leche es muy popular y existen infinidad de preparaciones con ambos ingredientes. Tortas, helados, bombones.... en esta ocasión hice una tarta de coco y dulce de leche, absolutamente deliciosa. Espero que les guste!!!


Tarta de coco y dulce de leche

rinde 12 porciones aproximadamente, en una tartera de 28 cm. de diámetro

Para la masa:
100 grs. de manteca (mantequilla) pomada
100 grs. de azúcar
1 huevo
200 grs. de harina leudante

-Batír con batidora eléctrica la manteca/mantquilla junto con el azúcar hasta formar una crema. Agregar el huevo y continuar batiendo. Incorporar la harina y unír hasta formar una masa lisa homogénea.
-Cubrír la masa con papel film y llevar a la heladera por una hora (lo ideal es toda la noche).
-Retirar la masa de la heladera, estirarla con ayuda de un palote sobre una mesa enharinada y forrar un molde para tarta de 28 cm. de diámetro (no es necesário enmantecar el molde, ya que la masa lleva manteca y no se va a pegar). Cocinar en un horno fuerte hasta que se dore.
-Retirar del horno y dejar enfriar por completo.

Para el relleno:
500 grs. de dulce de leche repostero

Para la cubierta de coco:
150 grs. de coco rallado
2 cucharadas colmadas de azúcar
1 huevo

-Mezclar el coco con el azúcar y el huevo hasta formar una crema.
-Reservar

Armado:
-Esparcír el dulce de leche sobre la tarta y encima la cubierta de coco. Dorar en la parte de abajo del horno (tiene que estar bajo, para no tener el riesgo de que se queme.
-Enfriar por completo antes de consumír.

sábado, 23 de octubre de 2010

Empanadas tucumanas



Desde que hice estas empanadas, siempre las hago con la carne cortada a cuchillo, nada que ver con la carne picada, es otra cosa totalmente distinta, se disfruta mucho más su sabor. En mi país (Argentina), existen tantas variedad de empanadas como provincias tiene el país. Están las santiagueñas (de la prov. de Santiago del Estero, con pasas de uva), las catamarqueñas (de la prov. de Catamarca, con pasa de uva y aceitunas), las santafesinas (de la provincia de Santa Fe, con papas), etc. Las que hice yo en esta ocasión son las tucumanas (de la prov. de Tucumán) y son las más clásicas, su característica principal es que llevan cebolla de verdeo, morrón y pimentón. Una constante en todas estas empanadas es que la carne es cortada cuchillo y llevan grasa de pella (la grasa que está en la carne) tanto en su masa como en su relleno.
Yo le hice unas variaciones a la receta. Usé solamente cebolla común en su relleno (porque la de verdeo no me gusta), le puse morrón rojo en vez de verde, y bajé la cantidad de grasa en su relleno (le puse mitad grasa y mitad aceite) para no hacerlas tan ¨pesadas¨. Y otra cosa, es que en la receta que tenía decía que la carne habia que hervirla antes de cortarla y ponerla en la olla junto con los otros ingredientes, pero yo preferí cortarla en crudo y cocinarla así con la cebolla y el morrón, ya que me parece que de esta manera toma más su sabor (en los ingredientes puse tal cual como estaba en la receta y entre paréntesis los cambios que le hice), pero en todo caso así con los pequeños cambios que hice no afectan las catacterísticas que diferencian a estas empanadas de otras provinciales.


Empanadas tucumanas 
(para 27 empanadas grandes o 3 docenas chicas)
Para la masa:
1 kgr. de harina oooo
200 grs. de grasa de pella (tiene, que estar blanda, a temperatura ambiente)
350 c.c. de agua tibia
1 cucharada y media de sal

-Hacer una corona con la harina y la sal y poner en el centro la grasa de pella. Ir formando el bollo con la ayuda de una cuchara de madera e incorporar el agua tibia a medida que la masa lo necesite.
-Estirar la masa sobre una mesa enharinada con la ayuda de un palote. Formar las tapas con un cortante del tamaño que deseen.

Para el relleno:
200 grs. de grasa de pella (yo le puse 100 grs. de grasa y 100 c.c. de aceite, para no hacerlas ¨tan fuertes¨)
750 grs. de cebolla
250 grs. de cebolla de verdeo (yo le puse solamente cebolla común, 1 kgr.)
1 morrón verde (yo le puse rojo)
6 huevos duros
1 kgr. de carne cortada a cuchillo
sal, pimienta y pimentón, cantidad necesária

-Rehogar la cebolla picada en grasa y aceite. Agregar una pizca de sal. Cuando esté transparente, incorporar los morrones cubeteados. Rehogar unos minutos más.
-Agregar la carne cortada a cuchillo y cocinar por espacio de una hora aproximadamente, a fuego mínimo.
-Cuando falten unos minutos pñara terminar la cocción, agregar la cebolla de verdeo picada. Cocinar hasta completar la cocción.
-Enfriar el relleno por completo y llevarlo a la heladera toda la noche (de esta manera el relleno se compacta y toma más sabor)
-Picar los huevos duros y agregarlos al relleno.


Armado
-Formar las empanadas colocando relleno en la tapa y haciendo el repulgue.
-Pincelarlas con huevo y cocinarlas en un horno bien fuerte hasta que se doren.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Trifle de mousse de chocolate blanco y frutillas naturales


El Trifle es un postre de orígen inglés elaborado a partír de masa de bizcochos (los que se les ocurra, pueden ser borwnies, galletitas cortadas, trozos de algun bizcochuelo que les halla quedado) humedecida con jugo de frutas o algún licor, más una crema (puede ser chantilly, mousse...) y frutas frescas o cocidas, y se le puede poner una salsa de sabor a elección.


Dada su fácil elaboración es ideal para cuando tenemos antojos de algo dulce y no tenemos ganas de ponernos a cocinar (sólo poner unas galletitas trozeadas en un vaso o copa alta, humedecerlas con lo que mas te guste, ponerla crema chantilly y la fruta que tengas, y listo!!!)


La receta que posteo a continuación es un poco más elaborada, ya que la hice en ocasión de las últimas Pascuas (es un postre más bien para hacerlo en el verano, por su frescura, pero hacía tiempo que andaba con ganas de hacerlo, y a pesar del frío que hacía por estos pagos se disfrutó mucho), y quise elaborar yo mismas la base de bizcochos (es esta ocasión, tapa de alfajores de maizena y chocolate) y hacer una mousse de chocolate blanco que combina de maravillas con las frutillas, pero como dije anteriormente, lo pueden hacer con lo que tengan a mano.



Yo los hice en unos vasos para que no halla necesidad de cortar y servír, pero también se pueden hacer en una fuente grande.
¡Que lo disfruten!. 

Trifle de mousse de chocolate blanco y frutillas
Para las tapas de alfajores de maizena y chocolate:
150 grs. de manteca pomada
170 grs. de azúcar impalpable
2 huevos
3 yemas
escencia de vainilla, c/n
6 cucharaditas de cacao amargo
240 grs. de harina leudante
120 grs. de fécula (maicena)
2 cucharaditas de polvo de hornear (royal)

-Batír la manteca junto con el azúcar  hasta formar una crema. Ir incorporando los huevos y las yemas de a uno, la escencia de vainilla y el cacao amargo. Agregar la harina y la fécula cernidas con el polvo de hornear y mezclar hasta formar la masa.
-Estirar con un palote, cortar los alfajores no muy gruesos del tamaño deseado y cocinar en un horno precalenado a 180ºc hasta que se doren los bordes.
-Retirar del horno y dejar enfriar las tapas sobre una rejilla.

Para la mousse de chocolate blanco:
Ganache de chocolate blanco:
250 c.c. de crema de leche batida a medio punto
200 grs. de chocolate cobertura blanco 
 Merengue italiano:
40 grs. de azúcar
Agua, c/n
1 clara
20 grs. de azúcar



-Hervír la crema, returarla de fuego y agregar el chocolate picado. Dejar que se derrita por unos minutos y luego mezclar hasta que se incorpore bien. Llevar a la heladera por 3 horas. .

 -Hacer un almíbar con el azúcar y el agua hasta que apenas cubra el azúcar. Tiene que llegar a 118ºc o a punto bolita media (agarro una cucharadita de almíbar y lo introduzco en un vaso con agua, tomo con los dedos el almíbar y si puedo formar una bolita un poco dura, ya está hecho el almíbar).
-Cuando el almíbar está casi hecho, comienzo a batír las claras con los 20 grs. de azúcar. Empiezo batiendo con velocidad baja, y voy aumentándola de a poco.
-Cuando las claras subieron en vólúmen, voy agregando de a poco, en forma de hilo, el almíbar, sin dejar de batír. Continúo batiendo hasta que el bowl esté frío.



-Agregar suavemente la ganache, teniendo cuidado de que no se baje la preparación.

Varios:
250 grs. de frutillas, aproximadamente
Tía María, c/n

Armado:
-Colocar trozos de las tapas de alfajores –ni nuy grandes ni muy chicos-  en un vaso, humedecer con el Tía María y agregar la mousse y las frutillas. Repetír la operación y terminar con frutillas.

miércoles, 13 de octubre de 2010

¨Salame¨ de chocolate


Ya me imagino la reacción del que que lea el título de este post (¨¿salame de chocolate? puaj..¨)  pero no puede estar más lejos de la realidad. Este postre de origen portugués (en Portugal es muy popular y se consigue hasta en los puestos en la calle) se llama así por la forma de salame que tiene, pero no lo lleva entre sus ingredientes, sino que su base principal es a base de obviamente chocolate, y unas galletitas dulces tipo imperial.
La receta me la pasó una amiga que lo hace bastante tiempo y lo malo de este postre es que al hacerse enseguida, es muy fácil de hacer y no necesita cocción, por lo que no hay excusas para no hacerlo....Yo lo hice para después de una comida en la que invité a unos amigos y no quedaron ni las sobras...

Salame de chocolate
200 grs. de manteca (mantequilla)
200 grs. de azúcar impalpable/glas
2 yemas
450 grs. de chocolate
250 grs. de galletitas imperial (lezama)

-Poner a baño maría la manteca/mantequilla.
-Cuando se derritió agregarle el azúcar impalpable/glas y formar una crema.
-Retirar del fuego e ir incorporando las yemas sin dejar de batír.
-Una vez tibio, agregar el chocolate en trocitos y las galletitas también troceadas (a elección el tamaño).
-Formar una pasta homogénea y darle forma de ¨salame¨ sobre una hoja de papel manteca. Envolverlo en el papel y dejar enfriar en la heladera antes de cortarlo en porciones.

martes, 12 de octubre de 2010

Mamul (con membrillo y semillas de chía)




Los mamul son unas masitas orientales a base de una masa con sémola que pueden llevar varios rellenos (siendo los más típicos los rellenos con pasta de nueces y con dátiles). En esta oportunidad, la receta la saqué de una revista de elgourmet.com y era bastante agiornada a nuestro paladar, rellena con dulce de membrillo, y el toque ¨exótico¨ (aunque cada vez se van haciendo más conocidas y se utilizan en varias preparaciones) con semillas de chía,  que combinan muy bien con este dulce, pero obviamente los pueden hacer como yo no utilizando la receta original y les pueden poner el relleno que más se les ocurra. Yo ya iré probando un par de variantas y las postearé.
Los auténticos se hacen con un molde de madera (tavi) que se consigue en confiterías armenias y árabes.
Son ideales para servír con el café.

Mamul
(rinde para 12 masitas, aproximadamente)
Para el relleno:
75 grs. de dulce de membrillo
20 grs. de semillas de chía

-Pise el dulce de membrillo e incorpore las semillas de chía molidas. Forme una pasta.

Para la masa:
250 grs. de harina oooo
1 cucharadita de polvo de hornear
100 grs. de margarina
20 grs. de semillas de chía molidas
10 c.c. de vino de postre (yo utilicé Moscato)
25 grs. de azúcar impalpable
agua, c/n

-Mezcle la harina con el polvo de hornear. Coloque en un recipiente la harina cernida, la margarina pomada, la chía y el vino. Incorpore poco a poco el agua que haga falta para formar una masa. Deje descansar en la heladera por lo menos 30 minutos.
-Corte porciones pequeñas, forme bolitas, aplástelas sobre la mesa enharinada, tómelas en la palma de la mano y rellene con pequeñas porciones. Una la masa hasta cerrar.
-Coloque en placas aceitadas con la unión para abajo. Cocine en horno precalentado a 180ºc durante 15 minutos. Deje enfriar. Espolvoree con azúcar impalpable si así lo desea.

lunes, 4 de octubre de 2010

Pan de Pita o Árabe



Me encanta hacer pan. Ver crecer la masa, sentír el aroma del pan hecho por una misma que inpregna toda la casa es algo hermoso, impagable. Pero antes de estudiar cocina no era así. Los panes que hacía (que por suerte fueron pocas veces, dados mis intentos infructuosos) eran verdaderamente incomibles. La corteza me salía demasiado dura, tenían poca miga, sin sabor.... Cuando empezé a estudiar panadería me dí cuenta de los posibles errores que cometía...le ponía poca sal, no amasaba la masa lo suficiente, no los dejaba leudar lo necesario (dada mi ansiedad de ver el resultado).
Y si hay algo que necesita especialmente el pan para que salga exitoso es que el que lo haga tenga tiempo y paciencia. Por eso creo que -a pesar de ser la comida que más personas consumen en el mundo- no se hace habitualmente en las casas, sobre todo los que vivimos en las ciudades, por el tiempo que lleva su elaboración (aunque en realidad no es tanto, dependiendo de qué pan hagamos). Por eso es ideal para hacer una sábado o un domingo para un asado, cuando no trabajamos y estamos más predispuestos a cocinar con tiempo.





El pan que hice en esta ocasión es uno de pita o árabe, como creo que se lo conoce más comunmente. Es un pan tìpico de Medio Oriente (Arabia, Turquía, Israel...), aunque con el tiempo fue haciéndose muy conocido en el mundo, hasta el punto de que hoy en día es muy fácil de conseguír en cualquier supermercado argentino. Es un pan cuya característica principal es la de ser redondo y plano, sin mucha coloración (más bien blanco) el cual se lo abre por uno de sus bordes -queda como una bolsa- y se le pone cualquier verdura o carne que querramos (a mí particularmente me encanta con atún)

Pan de Pita o Árabe
 250 grs. de harina 000
15 grs. de levadura prensada
150 c.c. de agua tibia
1 cucharadita de sal

1/2 cucharada de aceite (oliva, girasol... el que más gusten)

-Mezclar la levadura con una cucharada de harina  y una cucharadita de azúcar. Dejar fermentar por 10 minutos en un lugar cálido.
-Colocar el resto de la harina junto con la sal en un bowl, mezclar y colocar en el centro la levadura ya fermentada y el aceite. Ir mezclando e incorporando el agua a medida que la masa lo necesite.
-Una vez formada la masa, amasar durante diez minutos hasta que se forme un bollo con un textura homgénea.
-Dejar descansar en un lugar cálido por 15 minutos tapado con film.
-Dar 5 o 6 vueltas de palote.
-Separar piezas de 30 grs. cada una (aproximadamente), bollarlas dejarlas reposar por 20 minutos tapadas con film.
-Estirar con un palo de amasar los bollos en forma circular hasta lograr un espesor de 2 milímetros aprox. Dejar descansar por 20 minutos más ya en la placa enharinada que irá al horno.
-Hornear a 240ºc (bien fuerte) por 5 a 6 minutos. Los panes estarán listos cuando se hallan inflado (no tienen que dorarse).

martes, 28 de septiembre de 2010

Budín de banana con chips de chocolate



Con esta lluvia de primavera que está callendo en Buenos Aires, se me ocurrió hacer este budín con dos ingredientes que combinan de maravillas: banana y chocolate. 
Lo bueno de esta receta es que para su elaboración se utilizan bananas maduras porque son más dulces, por lo que si compraron esta fruta y les sobró y se está pasando, la pueden utilizar para hacer este budín.


Budín de banana con chips de chocolate

100 grs. de manteca (mantequilla) pomada
100 grs. de azúcar
2 huevos
2 bananas chicas maduras
250 grs. de harina leudante (o harina oooo más una cucharadita de polvo leudante)
escencia de vainilla, a gusto
100 grs. de chips de chocolate


-Enmantecar y enharinar un molde para budín de 20 cm. de diámetro.
-Batír la manteca/mantequilla pomada junto con el azúcar hasta formar una crema.
-Incorporar los huevos de a uno.
-Agregar las bananas previamente procesadas, la harina y la escencia de vainilla.
-Incorporar los chips de chocolate previamente mezclados con una cucharada de harina.
-Mezclar todo con una espátula e incorporar la preparación al molde. Hornear a 180 ºc por 40 minutos o hasta que al introducír un palillo en el medio del pan éste salga seco.
-Desmoldar y dejar enfríar.

Nota: resulta más sabroso si se come tibio

viernes, 24 de septiembre de 2010

Budín Hamburgués



Este budín con chocolate y nueces en su interior (y cuya receta me la pasó una amiga) lo hago desde hace un par de años para cada cumpleaños o fiesta que tengo y la verdad es que se ha convertido en todo un clásico en mi familia, a todos les encanta. Confieso que -a comparación de otras recetas de esta budín que van a encontrar en la red- el que hago yo lleva mucho chocolate, nueces y licor, pero es así como me gusta, que se puedan sentír bien todos sus ingredientes, y la verdad es que no he tenido ninguna queja, al contrario. Algunas recetas llevan leche sobre todo si se hace para una fiesta infantil, pero se le puede poner cualquier licor, moscato, oporto...yo le pongo Tia María que lo hago de forma artesanal, y queda riquísimo, el sabor del chocolate y las nueces con el tía maría es incomparable...Eso sí, si lo hacen con licor, lo ideal es dejarlo orear en un lugar seco por lo menos durante 15 días, para que el licor se acentúe, pero si le ponen leche hay que comerlo dentro de los tres días porque sino corre el riesgo de echarse a perder.





Otro tema es la decoración. Yo la hago después de dejarlo orear y lo cubro con apenas dulce de leche y después con baño de repostería negro y blanco para formar un efecto marmolado, pero si lo hacen para una fiesta importante también queda muy bien forrarlo con pasta fondant (se compra en las casas de repostería) y decorarlo con algún motivo en particuar. Las variantes son infinitas!!!

Budín Hamburgués
(a raíz de algunos comentarios, debo aclarar que esta receta NO es de Narda Lepes, sino que me la pasó una amiga)


rinde 12 porciones, aproximadamente

Para el budín:
250 grs. de manteca (mantequilla) pomada
300 grs. de azúcar
3 huevos
400 grs. de harina leudante
250 grs. de chocolate trozeado
150 grs. de nueces
150 c.c. de leche o licor (yo le pongo licor de Tia María

-Precalentar el horno a 180 ºc.
-Batír la manteca/mantequilla pomada junto con el azúcar hasta formar una crema.
-Incorporar de a uno los huevos y continuar batiendo.
-Agregar la harina y el licor intercalando entre uno y otro.
-Por último, agregar las nueces picadas y el chocolate trozeado del tamaño deseado previamente mezclados con dos cucharadas de harina (esto evitará que queden en el fondo al cocinarse el budín) y unír.
-Colocar la preparación en un molde para torta de 22/23 cm. de diámetro (no hace falta enmantecarlo, ya que por la cantidad de manteca que lleva la preparación, el budín no se va a pegar) y llevar al horno por 45 minutos o hasta que al introducír un palillo en el centro del budín salga limpio.
-Retirarlo de horno, dejarlo enfriar por completo, cubrír el molde con papel film y dejarlo orear en un lugar seco por 15 días.

Para la decoración:
250 grs. de dulce de leche repostero
1 paquete de baño de repostería negro
1 paquete de baño de repostería blanco


-Cubrír el budín con el dulce de leche y luego con el baño de respostería negro y el blanco previamente derretidos a baño maría. Esparcír los chocolates y formar un efecto marmolado.

Falso licor de Tía María o Licor de Té y Café


Falso Licor de Tía María porque su receta original lleva -además de café y té- ron, y la que posteo a continuación no, pero su sabor es prácticamente igual. La receta me la pasó una prima de mi mamá que la hace desde hace varios años, y lo empezé a hacer yo misma desde que su precio empezó a subír, y además, porque encuentro mucho placer en hacer una bebida que normalmente no se hace en las casas y que lo común es comprarlo, y además, es una receta muy fácil de hacer. Yo lo utilizo más que nada para agregarle al budín hamburgués, pero se puede utilizar en varias recetas y obviamemte para tomarlo sólo.

Falso licor de Tía María o Licor de Té y Café (rinde dos botellas de un litro y una de 750 c.c.)
2 litro de agua
5 saquitos de té
1 kgr. de azúcar
4 cucharadas grandes de café tipo Dolca
1/2 litro de alcohol de ceral (se compra en las dietéticas, el de las farmacias no sirve porque no es apto para ingerír)


-Hervír el agua y agregar los saquitos de té. Mezclar y retiralos.
-Agregar el azúcar y hervír por 20 minutos más.
-Retirar del fuego y agregar al café. Mezclar.
-Dejar enfriar por completo y agregar el alocohol. Mezclar.
-Lavar las botellas a utilizar con abudante agua y detergente. Rociarlas en su interior con un rociador con alcohol al 70% y orearlas.
-Colocar el licor en su interior y dejar macerar como mínimo durante 15 días.

martes, 14 de septiembre de 2010

Cookies con chips de chocolate (Toll House Chocolate Chips Cookies)





De chica, mi merienda preferida consistía en un buen vaso de Nescuik con galletitas ¨pepitos¨, unas cookies con chips de chocolate (eran mis preferidas), y amaba introducirlas en la chocolatada y comerlas llenas de Nescuik. De modo que rememorando aquellas épocas de infancia, me entraron ganas de hacrlas yo misma.
Ya sabía que estas cookies son un producto típico estadounidense, pero investigando en la red, me encontré con que tienen su propia ¨historia¨. Ruth Graves Wakerfield, su ¨autora¨, las inventó en 1933, y como sucedió en algunas ocasiones, su invento fué producto de la casualidad.
En 1930, Ruth y su esposo compraron una casa con la intención de convertirla en un hostel-restaurante de carretera, destinado a hospedar a las personas que viajasen de Boston y New Bedford. Su negocio, al que el matrimonio llamó Toll House Inn, fue todo un éxito y, en poco tiempo, lograron que la cocina de Ruth se hiciera muy famosa en Estados Unidos.
La popularidad del albergue no sólo se debió a su comida casera sino a la costumbre de dar a los comensales una ración entera de uno de los platos para llevar a casa y una porción de sus galletas para el postre. Incluso muchas celebridades de la época acudieron al restaurante, como el entonces senador de Massachusetts, John F. Kennedy, Bette Davis y Eleanor Roosevelt.
Las galletas de chocolate de la señora Wakefield no eran su especialidad, pero sí eran un buen complemento de sus comidas. En una ocasión, Ruth, que había olvidado comprar chocolate en polvo, decidió sustituirlos por pedacitos de chocolate, cortados de una barra de chocolate Nestlé semidulce. Ruth creía que los trocitos se iban a derretír pero se llevó la sorpresa de que conservaron su forma y le dieron a la galleta una textura más cremosa.
Sus chocolate chips cookies se hicieron muy populares en su restaurante y en toda Nueva Inglaterra, sobre todo desde que su receta fuese publicada en un diario de Boston. Pero la fama de esta galleta llegó a extenderse mucho más cuando la señora Wakefield escribió un libro de cocina, Toll House Tried and True Recipes, publicado en 1936 por M. Barrows & Company de Nueva York, e incluyó la receta de estas galletitas.
La difusión de la receta también aumentó durante la Segunda Guerra Mundial. Al parecer, los soldados de Massachusetts compartieron sus galletas con los soldados de otras partes de los EE.UU, y muchos escribieron a sus familias para que les enviasen Toll House Cookies y Ruth Wakefield tuvo que hacer frente a una avalancha de cartas preguntando por su receta.
Como consecuencia del éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate Nestlé semidulce se disparó. De modo que, finalmente, Andrew Nestlé, el fabricante de chocolate, le propuso un acuerdo a Ruth: a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield recibiría gratis, durante el resto de su vida, todo el chocolate que pudiera necesitar para elaborar sus cookies.
En 1939, Nestlé, para facilitar la elaboración de la receta, creó los chips de chocolate semidulce Nestlé Toll House, que seguían incluyendo la composición para elaborar las galletas. Incluso, en la actualidad, se ha mantenido en el envoltorio la famosa receta de Ruth.
En 1967, los Wakefield vendieron Toll House Inn a la familia Noel, de Maine, que lo convirtieron en un club nocturno. En 1972, la familia Saccone compró y restauró el edificio devolviéndolo a su aspecto original y abriendo en él un nuevo restaurante. Desgraciadamente, un incendio que se originó en la cocina hizo arder por completo la casa, en la víspera de Año Nuevo de 1984. Toll House Inn no volvió a ser reconstruido.
¿interesante historia, no?.

Cookies con chips de chocolate (Toll House Chocolate Chips Cookies)
270 grs. de harina 0000
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de sal
200 grs. de manteca (mantequilla) pomada
150 grs. de azúcar
125 grs. de azúcar negra
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos grandes
300 grs. de pepitos de chocolate
80 grs. de nueces picadas

-En un bol mezclar la harina, el bicarbonato y sal. Tamizar y reservar.
-Batir la manteca/mantequilla con el azúcar blanca y el azúcar negra hasta formar una crema. Añadír la escencia de vainilla.
-Incorporar los huevos uno a uno. 
-Agregar la harina en dos veces y mezclar. 
-Agregar los pepitos de chocolate y las nueces mezclando con una espátula hasta que estén repartidas uniformemente.
-Envolver la masa con papel film y guardarla en la heladera durante 12 horas como mínimo. 
-Precalentar el horno a 190º.
-Tomar pequeños trozos de masa (tratar de que sean del mismo tamaño) y colocarlos sobre una placa para horno enmantecada y enharinada, dejando espacio entre cada cookie ya que al cocinarse se expanden.
-Hornear durante aproximadamente 8-10 minutos (tienen que dorarse los bordes, va a parecer que les falta cocción pero al enfriarse toman la textura característica).
-Dejar reposar en la bandeja durante un par de minutos y pasarlas a una rejilla para que se enfríen.

domingo, 22 de agosto de 2010

Pain au chocolat



Hacía tiempo que quería hacer esta factura francesa, desde que la probé en una confitería de origen francés, y quedé maravillada al sentír en el paladar la combinacuón -que nunca antes había probado- de una masa de medialuna con chocolate en su interior. Pero no lo hacía porque al ser una masa hojaldrada y con levadura lleva bastante tiempo de elaboración, pero un sábado me decidí a hacerla para el desayuno y demás está decír que a todos les encantó.
El ¨secreto¨ de esta receta reside en los tiempos de enfriado entre cada vuelta del hojaldre (por la cantidad de manteca que lleva la preparación, tiene que enfriarse bien la masa, para que luego al llevarla al horno no se derrita), en el tiempo de la fermentación (al llevar la masa mucha manteca, producto del hojaldre, hace que la masa sea más pesada y que tarde más tiempo en fermentar, en comparación con la masa de la pizza, por ejemplo), y en la temperatura del horno, que tiene que ser bien fuerte para que se forme el hojaldre. Si respetás estas indicaciones, !es imposible que te salgan mal!.


 Ingredientes:
Para el Amasijo:
25 grs. de levadura
500 grs. de harina oooo
250 c.c. de leche tibia
60 grs. de azúcar
1 cucharadita de té de sal

Para el Empaste:
250 grs. de manteca (mantequilla) pomada 
4 cucharadas de harina oooo

Relleno:
150 grs. de chocolate tipo Águila

Decoración:
1 huevo para pintar
azúcar impalpable, cantidad necesária

Preparación:
-Calentar el chocolate a baño de maría, colocarlo en una manga con pico liso y realizar 24 barritas de 9 cm. de largo sobre una placa con cubierta con papel manteca. Reservar en la heladera hasta el momento de utilizar.

-Para el amasijo, disolver la levadura en un chorrito de leche tibia y una cucharadita de azúcar, y dejarla fermentar en un lugar cálido durante 5 minutos aproximadamente.
-En un bowl, colocar la harina, la azúcar, la sal, el resto de la leche tibia y la levadura ya fermentada. Formar un bollo y amasar durante 10 minutos hasta lograr una masa lisa y homogénea.
-Luego, estirar la masa con un palote sobre una mesa enharinada, envolverla en papel film y dejarla en la heladera durante toda la noche (10 horas).


-Para el empaste, mezclar la manteca junto con la harina y formar una pasta. Colocarla entre dos láminas de papel film y estirarla con un palote. Llevarla a la heladera durante toda la noche (10 horas.)



 -Una vez transcurridas las horas, retirar el amasijo de la heladera y colocar en el medio el empaste, cerrando los laterales con la masa. Llevar a la heladera durante 30 minutos.



-Retirar la masa de la heladera, estirarla con un palote y darle una vuelta simple, uniendo 1 con dos y 3 con 1. Llevarla nuevamente a la heladera durante 30 minutos, siempre cubierta con papel film.



1
2
3



-Retirar la masa, estirarla y darle una vuelta doble, doblando 1 con dos, 4 con tres, y luego las dos mitades como se muestra en el dibujo. Llevarla a la heladera durante 30 minutos, cubierta con papel film.



1
2
3
4


-En total, dar dos vueltas dobles y dos simples, siempre dejándola descansar en la heladera después de cada vuelta.


-Luego de darle todas las vueltas, retirar la masa de la heladera, estirarla a 1 cm. de espesor, y cortar doce rectángulos de 9 cm. por 15 cm. Retirar las barritas de chocolate de la heladera, y colocar dos de ellas sobre los extremos y formar el pan como se indica en la foto.


-Dar vuelta los pain au chocolat, colocarlos sobre una placa forrada con papel manteca, y llevarlos a la heladera durante 15 minutos.
-Retirarlos de la heladera y dejarlos fermentar en un lugar cálido (no caliente) durante dos horas, hasta que dupliquen su volúmen.
-Una vez transcurridas las dos horas, pintarlos con huevo y llevarlos a un horno precalentado a 200ºc y cocinarlos durante 20 minutos, o hasta que estén bien dorados.
-Retirar los panes del horno, colocarlos sobre una rejilla y espolvorearlos con azúcar impalpable.
-Se disfruta más su sabor si se comen tibios.



Nota: con la misma masa se pueden hacer cualquier tipo de facturas, mediaulunas, sacramentos, etc.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...